jueves, 3 de enero de 2013

El mejor trabajo del Mundo

Cuando le dije a mi jefa que estaba embarazada tardó sólo tres días en despedirme del trabajo. Sí, tres días, se lo dije un jueves y el lunes cuando terminé de currar ahí estaba esprándome con el papelito de aviso con 15 días de antelación... INCREIBLE.
Peor aun cuando las razones que alega para mi despido es "nadie quiere una animadora con barriga", palabras textuales. No tuvo ni la poca imaginación de inventarse una excusa, me despedía por estar embarazada. Supongo que se pensaba que se podía deshacer de mi así de fácil, pero nada más lejos de lo normal.
Al día siguiente de notificármelo me di de baja por recomendación médica, yo estaba de los nervios, y sólo lloraba y lloraba, así que mi Brujo que es un Sol, me llevó a ver a mi doctora que se negó rotundamente a que fuese a trabajar durante esos días, embarazada de 12 semanas.
 Pero la cosa no iba a terminar ahí, evidentemente tenía que luchar por mis derechos, y arropada en todo momento por mi marido denuncié a la empresa a través de un sindicato por despido nulo.  Entonces fue cuando mi jefa le vio las orejas al lobo e intentó todo tipo de artimañas para que la denuncia no siguiera adelante: me volvió a dar de alta en la seguridad social y me llamaba diciendo que me tenía que incorporar (eso cuando ya me dí de alta pues en teoría ya estaba parada), me llamaba ofreciéndome distintos trabajos, pero mi abogada me aconsejó que siguiese para adelante, que aguantara hasta el acto de conciliación y que si quería algún trato tenía que ser por escrito y remitírselo a mi abogada. Así pasé un mes sin trabajar, hasta que llegó el acto de conciliación en el cual la empresa se comprometía a reincorporarme inmediatamente a mi puesto de trabajo, y a pagarme ese mes que no había trabajado.
Total que después de varias disputas por el horario y las nuevas condiciones de trabajo, me incorporé de nuevo a la vida laboral. A las 23 semanas me dió un dolor de riñones bastante molesto. Se lo comenté a mi médica, que conociendo mi trabajo me dio la baja... y mi jefa se echaba las manos a la cabeza. Así que le comenté que quería tramitar la baja por riesgo en el embarazo. Y con el susto en el cuerpo me la tramitó, tardó poquísimo. Me di de alta por la SS y al día siguiente me llamaron de la mútua para la entrevista con la doctora, que tras un interrogatorio (más borde no podía ser) me dió la baja por R.E...

Disfrutando de mis 38 semanas de embarazo, y con una tripa digna de un balón de baloncesto, me enteré de que la susodicha estaba embarazada, y que llevaba mucho tiempo intentándolo. Así que aun sigo sin explicarme como pudo portarse así conmigo.

Ahora estoy en el paro, podría decirse que casi de mútuo acuerdo, y creo que soy la parada más feliz del mundo por poder disfrutar un poco más de mi jornada completa como mami, que ha resultado ser EL MEJOR TRABAJO DEL MUNDO.

Best wishes

10 comentarios:

  1. Hay mucho empresario/a sinverguenza que no soporta que las mujeres puedan ser madres y trabajar a la vez. Me a legra que le dieras en los morros!y que si estás ahora en el paro es porque lo "decidiste"no por estar embarazada. Que poco verguenza siendo tu jefa mujer y a demás estar buscando ella bebé también. No seria que le dió envidia?
    Y si!ser mami es el mejor trabajo del mundo,jiji

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, lo que no hay que hacer es quedarse callado y sin protestar.
    Cuando me enteré de su embarazo es lo primero que pensé yo, que ella se moría de envidia y luego supe que llevaba mucho tiempo buscando. Ahora me da igual, pero me las hizo pasar bien mal...
    En fin, GRACIAS POR COMENTAR.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que tiene final feliz, o al menos estás contenta con tu trabajo a tiempo completo, porque mira que es jorobado que te despidan por una cosa así, y más sabiendo que no puede hacerse... Lo del embarazo de la jefa no lo entiendo, espera, no entiendo la actitud de despedirte por estar embarazada, cuando se supone que es una alegríar para todos. Y más si ella estuvo buscando tener hijos...
    En fin, quédate con lo mejor, que tienes a tu canijilla contigo, y puedes disfrutar de ella todo el día :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que hasta podría decirse que me ha hecho un favor mandandome al paro, me habría perdio un montonde cosas y estas fiestas no habría podido venir a visitar a la family, nia que parte de esta conociese a la nueva jejeje.
    GRACIAS POR COMENTAR

    ResponderEliminar
  5. espero que te guste! http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-clii

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Pues a mi me paso tres cuartos de lo mismo, sólo que en lugar de despedirme decidió dejarme arrinconada en una esquin asin trabajo hasta que me cansara...pero resistí y al final conseguí un despido con imdemnización...y creedme, no vale la pena aguantar a tanto imbécil...estar con tus hijos puede ser uno de los trabajos más reveladores y apasionantes que hay!

    http://mamicool19.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Toda la razón, !!!es el mejor trabajo del mundo!!!!! Me han llamado de otra empresa para empezar en verano, a ver que tal...
    GRACIAS POR COMENTAR

    ResponderEliminar
  8. A mi me pasó lo mismo, me despidieron embarazada de 20 semanas de los mellis pero llegué a un acuerdo con ellos y me fuí, al principio me llevé un buen disgusto pero ahora...estoy muy feliz porque me dedico a lo que mas me gusta en esta vida: mis hijos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad!! Es el trabajo que se hace con mas ganas jejeje

      Eliminar